Onironautas Blog
Blog oficial del Club de los Onironautas.
Todo sobre los sueños.
El blog de los que no les apetece
perderse la tercera parte de su vida.

LA VARITA MAGICA

By Sofocles Dans
varita mágica
Es posible que a muchos os parezca inaceptable.

Pero es cierto que ser onironauta no es cuestión de tiempo.

Para eso existe la varita mágica.

Cuando alguien está preocupad@ por "progresar" está atrapad@ en el tiempo.

Cuando alguien está impaciente está atrapad@ en el tiempo.

Relajaos. Es cuestión de usar la varita mágica, que no tiene nada que ver con el tiempo.

Simplemente hay que descubrir la varita mágica y aprender a utilizarla. A partir de ahí el tiempo deja de tener sentido. En realidad es que no ha tenido nunca sentido. Es una percepción parcial más de nuestra mente.

La varita mágica es un estado emocional muy concreto.

Así que analicemos esto de las emociones...

¿Para qué sirven las emociones? ¿Sirven para algo?

Comprendereis que lo que llamamos emociones tienden a "complicarnos" la vida.

Algunos direis que, bueno, que también la hacen "emocionante".

Pero, por otra parte, pensad en la gran cantidad de problemas que algunas emociones provocan. Poned los ejemplos que querais.

Emociones son la alegría, el "dolor" interno, la pena, el odio, el amor y todas sus variantes, escalas y clasificaciones.

Lo primero que uno descubre al observarlas es que hay emociones agradables y emociones desagradables.

Las emociones agradables son interesantes. Las emociones desagradables (no creo que haya excepciones) son destructivas. Específicamente son auto-destructivas.

Entonces ¿cómo es que existe una función autodestructiva en nosotros? ¿Cómo es que la naturaleza nos ha dotado de algo tan nefasto y contrario a la conservación de la vida?

La respuesta es que las emociones desagradables, emociones negativas o emociones destructivas no son naturales. Son el resultado de una malfunción. Una alteración funcional que surge del conflicto.

¿De qué conflictos? De los conflictos generados por una mente dividida en fragmentos. Lo cual tampoco parece muy natural.

La función normal del sistema emocional es generar emociones "positivas". A diferencia del sistema intelectual o el del movimiento el de las emociones no es un sistema dual. No funciona en base binaria: positivo-negativo, si-no, acción-relajación.

Las emociones positivas, agradables o constructivas son las únicas naturales.

Pero ¿para qué sirven?. Básicamente nuestro mundo interior y exterior se crea con nuestros pensamientos. Sólo que nuestra mente genera muchos pensamientos, incluso contradictorios. Pues bien, la emoción es lo que hace que los pensamientos se conviertan en acción. La emoción es el ingrediente mágico que transforma el pensamiento, la imaginación en una realidad tangible.

La malfunción del sistema emocional perpetúa el conflicto mental. La imaginación o el pensamiento potenciados por emociones anómalas, negativas termina transformando esos pensamientos y esas imágenes en algo efectivamente destructor. Basta observar los cambios orgánicos que produce, por ejemplo, una imagen devaluada de nosotros mismos, o sea, pensamientos del tipo no sirvo, no valgo, no puedo... potenciados por el poder mágico de emociones distorsionadas, negativas. Prolóngalo en el tiempo y verás como tu organismo y tu mundo se reordenan en esa dirección.

Afortunadamente las emociones distorsionadas no tienen una gran potencia hacia el "exterior". Como he dicho, son fundamentalmente AUTO-destructivas. De otra forma hubieran supuesto el fin de nuestra especie.

En la práctica es posible descubrir que el funcionamiento correcto de las emociones; las emociones positivas, agradables y constructivas poseen en sí mismas una potencia "mágica" extraordinaria.

Quiero decir que cuando se descubre lo que es verdaderamente el funcionamiento normal de las emociones se descubre también la varita mágica.

Y, sin embargo, no todo lo que se consideraría a priori funcionamiento normal de las emociones lo es en realidad. Hay muchas malfunciones emocionales que parecen "emociones positivas". Pensad, por ejemplo, en una persona obsesionada por ayudar a otras, el fanatismo religioso, esotérico o de cualquier otra índole, el sentimiento o necesidad de poner orden para compensar el vacío interior, las gentes que luchan por causas nobles impelidas por una necesidad patológica de encontrar sentido a su vida, las emociones creadas bajo el estímulo de personalidades magnéticas (gurús, predicadores, oradores, etc)... hay muchísimas distorsiones emocionales a las que parecería una herejía calificar de emociones destructivas. Y sin embargo, lo son.

Por tanto, hay que descubrir lo que es una auténtica emoción real. Vamos a hacerlo. Es bastante probable que la hayamos experimentado en más de una ocasión. Pero es algo tan simple, limpio y de aspecto tan inocente que, posiblemente, queden estas experiencias enterradas entre el mar de recuerdos de emociones más complejas y distorsionadas.

Usaré ejemplos y espero que vosotros colaboreis añadiendo otros en los comentarios. Tal vez con alguno de ellos encontreis la varita mágica.

- Jugando de verdad. Estais jugando al juego que más os gusta. Disfrutais. Os sentís alegres, expansivos, relajados. Un sutil sonrisa se dibuja en vuestro rostro. Como estais disfrutando de verdad resulta que teneis suerte. Todo os sale bien. Ganais. Parece que en el juego todo va a vuestro favor.

- Pequeñeces cósmicas. Un día, un momento, no teneis prisa, un rayo de sol entra por la ventana, mirais las partículas de polvo flotar y brillar. Os sentís felices. Poned lo que querais: el reflejo de la luz en el agua, un cielo estrellado, las olas del mar rompiendo en la playa, el aroma de..., hacer el amor ese día que no hay prisas, ni tensiones, ni obligaciones y la persona con la que lo haceis es maravillosa, un chorro de agua de una fuente... momentos de radiante expansión y comunión con el ahora que surgen repentinamente y no como el resultado de un encadenamiento de pensamientos. El análisis posterior de la experiencia ya no tiene la magia de ese instante.

- Cerrar los ojos. Y estar tranquilos. Los pensamientos no nos interesan. En ese cerrar los ojos y estar tranquilos hay una emoción real.

- Cualquier otra situación en la que la charla mental dejó de tener importancia y te sentiste vivo, aquí y ahora. Repasa el apartado "Un nuevo estado de conciencia" (que está incluido en el salón del Auto-Psicoanálisis).

Una vez que encontreis la varita mágica ireis descubriendo lo que podeis hacer con ella.

Nos vemos.
 

6 comments so far.

  1. Anónimo 21 de febrero de 2008, 7:00
    Hmmm, qué es primero la emoción o el pensamiento?
    Si nos dejamos llevar por lo que sentimos, seguramente diremos que la emoción nos llevó a ese sentimiento..., pero si vamos más allá..., mucho más, es posible que descubramos que hubo "antes" un pensamiento que nos produjo "esa" emoción..., la mayoría de las veces es tan impercertible, tan sútil y estamos tan absortos en lo que la emoción nos trae que no nos damos cuenta de que es muy posible que hubiese "un pensamiento" que desencadenó todo lo demás...
    Sí, debemos percatarnos de nuestras emociones y de cuáles son dañinas y nos bloquean en nuestro crecimiento, pero mucho más nuestros pensamientos, si los investigamos y analizamos descubriremos la cantidad de mentiras que nos cuentan y cómo nos hemos creído todo lo que nos dicen a pies juntillas... Muy posiblemente, descubramos, que al hacerlo muchas de esas emociones desaparecen como por arte de magia...
    Qué fue antes, el huevo o la gallina? :)
  2. némesis 25 de febrero de 2008, 1:04
    Espero no haber metido la pata preguntando en la anterior entrada por el tiempo que os había llevado llegar a tener sueños lúcidos, no era por agobio sino por interés... En este tiempo he conseguido 2 sueños lúcidos, :) y poco a poco espero ir comprendiendo más todo este mundo.

    Y volviendo al tema de las emociones, yo tengo una "pequeñez cósmica" que me encanta, y es cuando salgo de una ducha caliente y en el aire están flotando partículas de vapor de agua, se van moviendo y cruzando por delante de los focos de la luz, y es precioso, me quedo como tonta mirándolo. :)

    Un saludo!
    Némesis
  3. Ficticio 27 de febrero de 2008, 16:35
    hola
  4. Javo 21 de abril de 2008, 13:21
    Me encanta esta web.
  5. Anónimo 20 de noviembre de 2008, 22:16
    Recién acabo de encontrar este Blog, generalmente no comento, salvo en algunas ocasiones en las que realmente me da "el impulso" de hacerlo, muy interesante tu artículo sobre la Varita Mágica, puedo sentir que escribes realmente con la intención de ayudar a otras personas, felicidades de verdad.

    Conforme a lo que dijo Anónimo: El pensamiento precede a la emoción, en eso tienes razón, pero... imaginate si tratarás si quiere de poner en órden todos y cada uno de los pensamientos que tienes acabarías loco en poco tiempo, nos llega a cada instante un sin fín de información de todas partes y eso se traduce en pensamientos, en cambio algo que es mucho más fácil, (No me gusta ponerme en términos fácil-difícil, pero bueno) sería cambiar nuestras emociones, sería mucho mas efectivo y esto cambiaría nuestros pensamientos de una forma mucho mas efectiva, bueno es todo, me despido.
  6. Summer 10 de mayo de 2012, 7:23
    Mi pequeñez cósmica favorita desde los 10 años es ver la luz del sol reflejada en el mar por las mañanas. Me resucita!
    En cuanto a qué fue antes, si las emociones o los pensamientos...yo no creo que podamos decir que el pensamiento siempre precede a una emoción. Porque entonces cómo explicáis vosotros el amor a primera vista? Yo lo he vivido y no procede de ningún pensamiento.Miras de pronto a una persona y su belleza te hace sentir algo increíble. Los pensamientos acerca de lo que has sentido, quién será y bla bla bla vienen después. Así que creo que depende de la situación.

Something to say?